JUBILACIÓN VIENE DE JÚBILO

Jubilación, viene de júbilo, que es sinónimo de alegría, de satisfacción por haber entregado tantos años a esta fantástica profesión.

Ser maestra es un privilegio y vivir y sentirme como tal, me ha hecho crecer cada día como persona y como docente.

Durante treinta y nueve años de mi vida me he entregado a esta tarea, he intentado  aprender  de todos y poner mi experiencia al servicio de los demás. 

Me siento privilegiada por haber  tenido  la suerte de  ejercer esta profesión,  por haber visto crecer y madurar a mis alumnos, superar sus dificultades y aprender y  haber podido estar ahí para ayudarles. 

Me siento privilegiada cuando mis alumnos me saludan por la calle  y me hablan de sus vidas y sus proyectos, cuando hablo con los padres  y me cuentan los éxitos de sus hijos porque saben lo mucho que me alegro con ellos.

 Gracias a todos los que a lo largo de estos años habéis compartido conmigo esta  hermosa labor y me habéis enseñado a amar la escuela.

Me he sentido apoyada, valorada y muy querida.

Ha sido un privilegio trabajar con vosotr@s

Anuncios